Manejo de Cubiertas Vegetales

Funciones, tipos y manejo

Cubiertas Vegetales para el olivar.

La función principal de la cubierta vegetal es proteger el suelo de la degradación/erosión a que se ve sometido por los impactos directos de las gotas de agua de la lluvia. En el olivar, las cubiertas se sitúan en la "calle" situada entre las hileras de árboles. La zona ubicada bajo la copa de los mismos se deberá mantener libre de vegetación. El manejo adecuado de las cubiertas se ha desarrollado al unísono con el desarrollo de la tecnología herbicida

Las cubiertas vegetales en el olivar son un conjunto de técnicas desarrolladas en Andalucía, aplicables a cualquier área con similitud climática. Dichas técnicas están en continua evolución y es muy conveniente proseguir la investigación y desarrollo sobre las mismas. Por otro lado, dada la extensión del olivar en toda la cuenca mediterránea y la agresividad al medio ambiente de las prácticas convencionales usadas, hacen de las cubiertas vegetales una opción muy importante en el conjunto de las medidas agro-ambientales actualmente en desarrollo.

Tipos de Cubiertas Vegetales para el Olivar:

Cubierta vegetal de gramíneas naturales o espontáneas

Para iniciar esta cubierta se deja emerger las malas hierbas de forma espontánea. Luego, una vez emergidas las malezas y con un cierto desarrollo, se controlan las especies dicotiledóneas (de "hoja ancha") mediante la aplicación de herbicidas selectivos de gramíneas y autorizados en el olivar. La fecha de aplicación del tratamiento herbicida se toma en función del desarrollo de la cubierta.

Cubiertas inertes vegetales (restos de poda triturados)

Tradicionalmente, los restos procedentes de la poda de los olivos se han quemado entre las caIles de los mismos. Una alternativa a la "quema" es el aprovechamiento de los restos de poda triturados y su esparcimiento en las calles de los olivos. Existen en el mercado bastantes modelos de máquinas astilladoras o trituradoras, y, en conjunto, se puede decir que este método está ya bastante extendido en amplias zonas olivareras.

Cubiertas vegetales sembradas

Este tipo de cubierta es una alternativa a las de vegetación natural o espontánea. Consiste en sembrar una o varias especies de gramíneas. La operación de siembra se realiza con sembradoras diversas o, incluso, con abonadoras de tipo centrífuga o a mano. Se recomiendan particularmente para olivares cuyos suelos hayan sido previamente manejados en no-laboreo o bien, que estén muy erosionados.

Cubierta-vegetal

El objetivo principal del uso de cubiertas vegetales en olivar es el control de la erosión. El sistema más eficaz empleado hasta ahora consiste en favorecer el crecimiento de la flora espontánea o sembrar con especies concretas en el centro de la calle y dejar limpio el suelo bajo la copa mediante el empleo de herbicidas; sin embargo hay dos situaciones que no son idóneas para mantener cubierta vegetal de fanerógamas y que son candidatas a estar cubiertas por musgos.

  • Bajo la copa de los árboles, porque la presencia de plantas de porte alto dificulta y encarece la recolección, sobre todo cuando hay riesgo de caída al suelo de la aceituna, que puede perderse totalmente.
  • En los terrenos con pendiente elevada, porque presentan dificultades para el manejo de la cubierta vegetal o incluso no es posible el desarrollo adecuado de la misma por tratarse de suelos de escasa profundidad.

Ventajas del las cubiertas vegetales en el olivar:

  • Sobre el olivo
    • Sin competencia con el olivo por agua y nutrientes (presumiblemente mejor infiltración)
    • Posible aumento de cosecha.
  • Sobre las faenas agrícolas.
    • Compatible con la siega mecánica.
    • Compatible con la aportación de restos de poda.
    • Toleran algunos herbicidas, pero pueden ser afectados por otros.
    • Facilitan el control de malas hierbas.
  • Sobre la contaminación de aguas y aceites.
    • Reduce contaminación de aguas y aceites (menos necesidad de usar herbicidas).
    • Retienen contaminantes (los musgos en general absorben los contaminantes).
  • Sobre la recolección, transporte y extracción de aceites.
    • Reduce costes de recolección (facilita la recolección y el tránsito de la maquinaria).
    • Reduce tiempos de recolección (aumenta mucho el rendimiento de las sopladoras y de los operarios, puesto que la aceituna no se clava en la tierra).
    • Reduce gastos de transporte (llegará menos tierra a las almazaras por estar la aceituna suelta sobre el suelo).
    • Reduce desgastes de las máquinas en las almazaras (les llegará menos tierra).
    • Reduce tiempos de limpieza en almazara (menos volumen procesado de aceituna+tierra).

CONTACTO

Polígono Industrial Juncaril, Calle Loja, 55, 18210 Peligros, (Granada)

Teléfono: 958 466 452
Móvil: 647 436 090

cinafa.sl@gmail.com

SUBIR